sello acreditacion UFRO

noticias


diplomado1

diplomado2

El programa duró 4 meses y benefició a 20 personas. Contó con el financiamiento de la Subsecretaría de Turismo y Sernatur Araucanía y fue desarrollado por la Universidad de la Frontera.

Melipeuco es uno de los destinos emergentes para el turismo en la Araucanía Andina, que entre sus principales atracciones cuenta con el Parque Nacional Conguillio, el Parque Nacional China Muerta y el Volcán Sollipulli, pero, sobre todo, es una zona que fue reconocida por la Unesco como el segundo Geoparque en Sudamérica, llamado Kutralkura.

Por todo esto, es que la Universidad de la Frontera (UFRO), Campus Pucón, ejecutó en la zona el diplomado “Diseño de experiencias del visitante en áreas silvestres protegidas”, programa piloto que benefició a 20 jóvenes que se desempeñan como guías turísticos o bien desarrollan emprendimientos ligados al turismo.

El diplomado se desarrolló en el contexto del proyecto "Implementación Estrategia de la Experiencia del Visitante en el Parque Nacional Conguillío y Zonas Aledañas", impulsado por la Subsecretaría de Turismo y Sernatur con objeto de otorgar competencias a los residentes para que puedan ofrecer mejores servicios y beneficiarse del dinamismo económico que genera el Turismo en torno a las Áreas Silvestres Protegidas.

Cesar González Victoriano, Director Regional de Sernatur Araucanía manifestó que “el programa de formación denominado Estrategia de la experiencia del visitante Parque Nacional Conguillio, permitirá contar con capital humano capacitado en generación y desarrollo de actividades, productos y servicios turísticos que posibiliten el encadenamiento comercial de prestadores de servicios turísticos, con el objeto de mejorar y diversificar la oferta turística asociada a Áreas Silvestres protegidas, incorporando a las comunidades locales como actores del turismo y contribuyendo al desarrollo local de los territorios”

En tanto, el director del Campus Pucón de la Universidad de La Frontera (UFRO), Rodrigo Garrido Maldonado, explicó que este diplomado piloto busca perfeccionar las competencias de quienes viven cerca en una zona turística, y así jóvenes locales puedan beneficiarse de todo lo que producen los atractivos de la zona, y sean ellos quienes diseñen y desarrollen las actividades. “Con este programa buscamos que sean mismos habitantes que aprendan y sean los guías que muestren los atractivos, entregando de mejor manera toda la riqueza histórica de la cultura pehuenche existente en el lugar, y no sean empresas externas que realicen esa labor”.

Según Garrido, el turismo hace bastante tiempo se enfoca en generar experiencias, y no destinos estáticos, donde los visitantes puedan vivir y ser parte del destino, que sientan un relato coherente y puedan conectarse con lo que están viviendo.  Es por esto, que este proyecto piloto busca ser replicado en otras zonas similares en el país, ya que promueve la asociatividad para que los distintos actores locales se conozcan y articulen, y de esta manera puedan mejorar la experiencia del visitante. 

En tanto, el director de proyectos del Campus Pucón de UFRO, Marcel Sorhaburu, explicó que “para este proyecto utilizamos una metodología canadiense, donde se le enseñó a diseñar productos turísticos enfocados para una mejor experiencia del visitante. De esta forma, se les apoyó para que desarrollaran algunos productos y luego un grupo de tour operadores de Santiago visitaron la zona para testear los atractivos y así puedan tener una retroalimentación para ir mejorando”.

PARQUE NACIONAL CONGUILLIO y GEOPARQUE KUTRALCURA

Si bien el Parque Nacional Conguillio es una de las principales atracciones de la zona, lo que más resalta es el Geoparque Kutralcura, nombrado por la UNESCO como el primero de Chile en su clase y que cuenta con 147 unidades en el mundo repartidos en 41 países.

Un Geoparque es un área con límites bien definidos, que contiene un número significativo de sitios de interés geológico de importancia particular, rareza, o relevancia estética y paisajística, donde se destacan su biodiversidad y sus aspectos históricos y culturales. Estos sitios que representan la memoria de la Tierra, forman parte de un concepto integrado de protección, educación y desarrollo sustentable. En estos lugares se desarrollan actividades geoturísticas y educativas, mediante las cuales se promueven la protección, la investigación y la difusión del patrimonio geológico.

De esta forma, el Geoparque Kutralkura, que en mapudungún significa “piedra de fuego”, se encuentra en la zona andina de la región de La Araucanía y abarca una superficie de 8.100 kilómetros cuadrados, representando un 25,45% de la superficie de la región e incluye las comunas de Lonquimay, Curacautín, Vilcún y Melipeuco. La mayor parte de las cumbres emblemáticas del lugar son volcanes en actividad, como los de Llaima, Lonquimay, Tolhuaca y Nevados de Sollipulli, además del extinto volcán Sierra Nevada.

GUIAS LOCALES CON CONOCIMIENTO DE LA CULTURA ORIGINARIA

La Región de la Araucanía posee una riqueza cultural única de los pueblos originarios y Melipeuco es una comuna cordillerana, epicentro de la Araucanía Andina, y al ser parte del Geoparque Kutralkura, con sello Unesco, es una oportunidad para mostrarse al mundo entero. Nicolás Muñoz, de solo 22 años, es el fundador de Turismo Alpehue, emprendimiento dedicado generar experiencias de montaña como senderismo, campamentos, travesías y excursiones en alta montaña. Hace dos años iniciaron el proyecto de Rumiñañe, reserva familiar privada que permite explorar nuevas rutas para el ascenso al volcán Nevados de Sollipulli.

“Este Diplomado sirvió para afiatar lazos y conocer a nuestros compañeros que estamos trabajando en turismo. Logramos una conexión potente que nos permitirá mostrar nuestros productos de mejor manera. Nos dieron muchas herramientas y aparte de los conocimientos, valoramos la red que nos permitió formar. En mi caso, me permitió entender qué es lo que busca el turista y adaptarlo a mi emprendimiento, que es mostrar esta ruta alternativa a la de Conaf, lugar donde mi familia se asentó hace 5 generaciones atrás y mostrar las facetas de los pueblos cazadores recolectares que vivieron ancestralmente. Esto a través de un tour arqueológico y un recorrido de 4 horas de ascenso donde se interpreta el lugar y logramos una conexión intima con la naturaleza”, concluyó Muñoz.



escrito porEscrito por: Periodista Proyecto